El-Nido-Town-barcos

¿Cuál es el mejor tour de El Nido?

En este post, intentaremos ayudarte a elegir el tour de El Nido que más se adapte a tus preferencias. Si el tiempo fuera infinito, lo ideal sería hacerlos todos, pero no todo el mundo tiene la oportunidad de viajar a Filipinas de manera ilimitada, así que vamos intentar mostrar algo de luz al asunto, para que puedas elegir de la manera más adecuada.

Las rutas que parten desde el El Nido recorren cuatro zonas del archipiélago de Bacuit. El gobierno local regula estas actividades desde hace años para establecer un cierto orden para los visitantes. Los precios están fijados para cada tour aunque puedes obtener algunos descuentos por grupos o si tus habilidades negociadoras convencen a los organizadores.

Todos los tours incluyen un recorrido de cinco o seis horas en una Bangka (barco tradicional filipino), almuerzo y bebidas para que no tengas que preocuparte por nada y los chalecos salvavidas para que la seguridad no falte a bordo. Es recomendable llevar gafas de buceo ya que el alquiler no está incluido en el precio y es un accesorio muy útil para hacer snorkel en cualquier punto del país.

Si viajas solo o sola, en pareja o en un grupo pequeño; la mejor opción es unirse a otro grupo y así intentar que salga más barato. Aunque, si prefieres tener más independencia a la hora de la duración de las paradas o respecto a la hora de salida o retorno, siempre es más flexible hacerlo solos. 

Playa de El Nido Town a primera hora del día

El Nido town está repleto de agencias para contratar el tour que desees hacer. Ellas se encargan de asignarte tu bangka correspondiente. Como las rutas están determinadas y el precio es prácticamente el mismo, la diferencia la marca la calidad del almuerzo. Asegúrate que el menú sea de tu gusto, puede haber una sensible diferencia de uno a otro. Todos los que hemos probado han sido deliciosos, pero hemos hecho otros tours en Filipinas donde la calidad de la comida no ha sido tan excelente.

Intenta negociar con el capitán el sitio donde se realizará la parada. Hay rincones realmente paradisiacos donde, mientras se prepara la barbacoa, puedes deleitarte haciendo snorkel o descansando en un recoveco de arena creado entre rocas afiladas. Cuando veas tu sitio preferido, lo reconocerás a primera vista.

 

Los tours están nombrados de la A a la D y esto es lo que podrás disfrutar en cada uno de ellos:

Tour A

Es la ruta de las lagunas. Antiguas cuevas de roca caliza cuyos techos se desprendieron hace millones de años. Al caer dejaron al descubierto unas lagunas preciosas donde poder nadar y disfrutar de unos espectaculares acantilados con formas inimaginables.

A la Small Lagoon, se accede a través de una pequeña cala en la Miniloc Island, puedes hacer kayak a lo largo de sus distintas partes o recorrerla a nado, si así lo prefieres. Pocos llegan hasta el final de la laguna, si te adentras hasta el fondo muy probablemente estarás solo y vivirás un momento mágico.

Para llegar a la Big Lagoon, se atraviesa un pasadizo de arena blanca, el agua es muy poco profunda y el barco tiene que ir super despacio lo que te permitirá gozar del paisaje, como si fuera a cámara lenta. Para nosotros es el lugar más impactante. Al final del pasadizo, se abre imponente una laguna rodeada del característico paisaje kárstico de Palawan. 

 

La Secret Lagoon es la más pequeña de todas, tan solo unos metros de radio, lo que no le resta belleza. Para entrar hay que pasar por un hueco esculpido en la roca. El agua solo llega hasta la cintura y puedes quedarte de pie asombrado por las maravillas que la naturaleza puede llegar a diseñar, dignas del mejor de los arquitectos.

La comida se suele preparar en Shimizu Island y se puede hacer snorkel mientras esperas que los suculentos platos estén listos para degustar. El recorrido se completa con una parada en la Seven Commandos beach para darle el toque histórico al día, ya que aquí se vivió un episodio de la IIGM por parte de soldados japoneses.

Tour B

Destaca por sus cuevas y particulares calas vírgenes. La primera parada es en Pangalusian, una pequeña isla sede de uno de los lujosos hoteles de El Nido Resorts. Para presupuestos más moderados, es ideal para hacer esnórquel, gracias a sus paredes de coral, a pocos metros se puede disfrutar de una gran vida marina.

Una extensa lengua de arena une Vigan Island con la otra orilla. Es conocida como Snake Island debido a la apariencia que tiene vista desde las alturas. Si atravesamos de una isla a otra caminando por la arena, llegamos hasta un manglar. Aquí nos esperaba una simpática pareja para ofrecernos un refresco. Unas hamacas artesanales daban un punto muy especial a este lugar. Filipinas y sus rincones nunca dejan de sorprenderte.

Snake Island

Canugdon point & cave es una cueva de gran valor antropológico ya que se encontraron joyas y vasijas de una dinastía que provenía de Borneo con una antigüedad de más de tres mil años. En Pinasil Island se localiza la Cathedral cave. De nuevo, la naturaleza supera al ser humano al esbozar una construcción en la roca. Pequeños huecos en la estructura caliza son aprovechados por las aves para cuidar a sus crías, de aquí viene el nombre de esta provincia, El Nido.  

Pinagbuyutan es una isla auténticamente de película. Es esa isla que nos viene a la mente si queremos perdernos del mundo y convertirnos en náufragos. Una gigante formación kárstica emerge de las profundidades con formas redondeadas en su cima. La base, cubierta de palmeras y arena blanca, deja una de las instantáneas más sensacionales de Filipinas. El broche perfecto a un tour excepcional. 

 

Tour C

Inicia en Dilumacad Island, debido a su forma se la conoce como Helicopter Island. Los filipinos son especialistas en buscar parecidos razonables a toda isla, cueva o roca que se precie. Cuenta con una playa desierta de unos 300 metros y es ideal para dar un paseo y pegarse el primer chapuzón. 

Continuamos hacia Tapiutan Island donde los buceadores aprovechan el island hopping para hacer alguna inmersión antes del almuerzo. El estrecho que forman Tapiutan y Matinloc Island ofrece uno de los paisajes más bonitos del archipiélago. Acantilados que se precipitan hasta el mar tomando formas asombrosas. Pequeñas calas de arena preparadas para tener tu privacidad durante el almuerzo y disfrutar en calma de este entorno de ensueño. No olvidarás la Star Beach.

Mantinloc island es la isla más larga que encontrarás en cualquiera de los tours. Si buscas bien y te atreves a meterte en el interior de la montaña descubrirás la Secret beach. Los barcos no tienen acceso a esta zona, así que tendrás que atravesar una grieta que conecta con esta playa secreta. Al mediodía, un espectáculo de luces y sombras se produce al reflejarse los rayos del sol en las paredes calizas de esta isla.

Como detalle curioso, el Santuario de nuestra señora de Mantiloc. El único monumento construido, en honor a la virgen que demuestra lo devotos que son los filipinos. Un esnórquel en Kalmung Point y la Kulasa Beach completan las paradas de este tour. Muy buena combinación entre paisaje kárstico, playas y descubrimiento de la vida submarina.  

 

Tour D

Es el más corto y menos concurrido de todos. Consiste principalmente en bordear la isla de Cadlao, la más grande de todas las visitadas. En nuestra opinión es el menos recomendable, aunque si se tiene tiempo, se puede aprovechar igualmente. Cierto es que la Cadlao Lagoon tiene unos colores impresionantes, ya que tiene partes de poca profundidad y las tonalidades de azul se mezclan con las rocas y la imponente vegetación. Ofrece unas vistas únicas. 

También tiene varios puntos donde bucear muy interesantes. Si tienes suerte hasta se pueden ver tortugas cerca de la orilla. Nosotros no tuvimos suerte, pero merece sumergirse en sus aguas de todas formas. La visibilidad es muy alta en la época seca y la temperatura del agua es exquisita.

Relax tras el almuerzo

El resto del tour consiste en ir pasando por cada uno de las magníficas playas del lugar: Pasandigan, Nat Nat y Bucal beach harán las delicias de los que valoran un día de relax saltando de playa en playa. Palmeras, cocoteros, finas arenas blancas y cálidas aguas cristalinas no te faltarán en este tour.

Esperemos que os hayan gustado las fotos y descripciones de la Bahía de Bacuit y los Tours de El Nido y así podáis elegir el que más se adapte a vuestros gustos. Solo pasearse por sus aguas es un placer para los ojos, así que nunca dudéis incluir este paraíso natural en vuestro viaje a Filipinas.

Planes de viaje: 

Share this post