Mindoro | Filipinas en estado puro

A tanto solo 3 horas de Manila, se encuentra uno de los destinos internacionales de buceo más deseados de Filipinas. Espectaculares jardines de coral, miles de peces de colores indescriptibles, tortugas gigantes, tiburones, rayas, atunes...y hasta algún que otro barco hundido salpican las costas de Mindoro Oriental y Occidental. Su nombre tiene origen español (Mina de Oro) y tiene entre Puerto Galera y Sabang sus principales puntos neurálgicos. Es la séptima isla más grande de Filipinas, lo que implica una cantidad enorme de sitios para explorar, aunque la zona oriental es mucho más accesible que el resto de la isla. En poco más de una hora, se atraviesa el estrecho que separa Luzón de Mindoro. Esta cercanía hace que muchos habitantes de Manila elijan este destino para sus vacaciones de fin de semana y durante el verano filipino es una de las zonas más visitadas.

buceo-scuba-mindoro-filipinas

snorkel-filipinas-mindoro-buceo

La White Beach de Puerto Galera es un buen punto de partida para descubrir la zona si buscas movimiento y animación. Bares y restaurantes animan las noches de Puerto Galera donde nunca faltarán espectáculos de baile y fuego, los preferidos por los visitantes locales. Aunque esta playa esté muy poblada a solo unos minutos se encuentran Aninuan y Talipanan, mucho más tranquilas y relajadas, así que esta zona está preparada para cualquier tipo de plan. Si te separas unos kilómetros más de la White Beach, puedes encontrar tramos de playa prácticamente solitarios e incluso alguna cala desierta si te atreves a cruzar a nado una zona rocosa.

playa-filipinas-mindoro-viajar

En la White Beach nos recibió nuestro viejo amigo Didier que lleva más de dos décadas regentando el Pacific Divers, todo el mundo le conoce en la isla y aquí fue donde dimos nuestro primeros pasos en el mundo del buceo. En unos días puedes tener el título del PADI, de validez internacional y conseguirlo es mucho más barato que en cualquier país occidental.

scuba-buceo-filipinas-diver-mindoro

Tanto si quieres conseguir el curso de iniciación como si eres un buceador con una amplia experiencia, en esta isla conseguirás cumplir tus deseos, gracias a la increíble visibilidad de sus calmadas aguas y a los experimentados Dive Masters que te guiarán a los mejores lugares en cada inmersión por todo el norte de Mindoro.

Si buscas mayores retos, hay dos lugares de especial interés para buceadores expertos. Uno es Verde (Green) Island y el más espectacular de todos Apo Reef. Este arrecife de coral se encuentra en el suroeste de la isla y para disfrutar bien de todas las zonas de buceo es recomendable pasar al menos una noche en alta mar, hay escuelas que organizan excursiones de una o dos noches con comidas incluidas, durmiendo en una Bangka tradicional filipina. Esta experiencia, aunque un poco más costosa, es muy satisfactoria. Poder dormir cubierto por un manto de estrellas, despertarte y poder lanzarte al agua tras tomar un delicioso batido de mango...los pequeños grandes placeres de Filipinas. Contarte todo lo que vimos en este impresionante arrecife, sería imposible describir con palabras. La diversidad marina en esta zona del planeta es casi infinita, Mindoro alberga al 75% de las especies de coral que existen en el mundo. Los colores de los corales y demás flora marina te dejarán anonadado.

En 2017, la carretera que conecta Mindoro Oriental y Occidental se espera que esté acabada y la conexión entre las dos partes de la isla será mucho más sencilla. Esto ayudará a reducir los tiempos de viaje y así, Mindoro se convertirá en un destino perfecto para descubrir al completo, sin perder demasiado tiempo viajando de una parte a otra.

Pero no todo es buceo en Mindoro. Si tienes los días suficientes para explorar la zona, hay varias cataratas, playas y rutas para descubrir. La mejor manera, como en muchas islas de Filipinas, es alquilar una moto y recorrer toda la costa tras saborear un sabroso desayuno filipino mirando al mar a primera hora de la mañana. Las más conocidas y accesibles son las Tamaraw Falls, una gran cascada de más de 100 metros irrumpe en mitad de la montaña y cruza la carretera para acabar en una piscina. Tras un caluroso trayecto en moto, un baño en esta catarata es ideal para refrescarse y seguir tu camino.

tamaraw-cataratas-filipinas-mindoro

 

jungla-filipinas-minoro

Si quieres aventurarte aún más hacia el este, encontrarás las Tukuran Falls. El acceso es bastante más complicado, pero la ruta merece la pena ya sea caminando o en un carro tirado por los imponentes Carabaos. Es un trayecto precioso río arriba y con un calzado adecuado lo podrás hacer andando sin problemas.

tukuran-falls-mindoro-jungla

tukuran-filipinas-mindoro-cataratas

Cerca de Aninuan hay un par de cataratas más, quizá no son tan atractivas, pero la ruta hasta llegar a ellas es muy salvaje y si te gusta adentrarte en la jungla y explorar, las vistas desde el punto más alto son una auténtica gozada. Además, numerosas tribus habitan las montañas de Mindoro. Anteriormente eran pescadores, sin embargo se trasladaron a las montañas donde ahora se dedican a la agricultura además de ser mañosos artesanos. Son gente muy amable y serena además de tímidos puesto que no están acostumbrados a ver a mucha gente y mucho menos a extranjeros.

minoro-filipinas-viajar

Tenemos muchos más secretos que contarte, viaja con nosotros y te mostraremos la mejor manera de disfrutar de esta maravillosa isla llena de vida marina y donde el agua fluye por junglas, montañas y cataratas sin cesar.

 

atardecer-islas-filipinas-mindoro-playa-aninuan

Share this post