GK Enchanted Farm | El Silicon Valley de la empresa social

El emprendimiento social nace de la fusión de objetivos empresariales y financieros con objetivos sociales y medioambientales. Influir en el desarrollo de una comunidad, financiar los proyectos de una ONG o mejorar la conservación de un entorno natural son algunas de las misiones de este tipo de empresas.

PIONEROS

Durante más de cinco años, la ONG Gawad Kalinga (GK) lleva desarrollando el concepto de Farm Village University.  La granja (farm) es la base, el medio de producción para apoyar económicamente a una comunidad (village) con falta de recursos y completar el ciclo con la obtención y difusión de conocimiento y formación (university) para los integrantes de la comunidad. Todo ello, con la misión de crear un futuro mejor para todos que sea sostenible y duradero.

Con estos simples conceptos comenzó su andadura la GK Enchanted Farm y, a día de hoy, es un centro de referencia internacional para el emprendimiento social donde cientos de profesionales, voluntarios, emprendedores y visitantes ponen en común sus experiencias cada día, en busca de un objetivo común: hacer un mundo mejor y más justo sin dejar a nadie atrás.

 

Un concepto revolucionario

El concepto de GK nace en la construcción de poblados y comunidades en zonas pobres, donde al menos se provea a las familias de un techo donde protegerse e intentar desarrollar una vida digna. Tras construir estos pequeños pueblos, se comienza a desarrollar en la granja un programa de aprovechamiento de la tierra donde todos los integrantes puedan beneficiarse de los rendimientos de la misma. Y a su vez formen parte de la explotación y mejora de su aprovechamiento. Su misión es inculcar los valores de colaboración y solidaridad, bayahinan, dentro de las comunidades para que construyan su vida sobre ellos y así prosperen. 

Como anécdota,  nos contaron que las casas las construyen entre todos sin saber quien será el propietario. Con esto, consiguen que el esfuerzo y el trabajo en equipo predominen en la fase de construcción. Las casas se sortean cuando se termina el poblado, así el sentimiento de igualdad se difunde entre todos.

 

Un gran ejemplo del empoderamiento que puede alcanzar la juventud en este lugar, es el de nuestro amigo Vincent. Su padre se dedicaba a recoger basura en la calle para reciclarla. Su futuro era más que incierto y GK se cruzó en el camino de su familia. Comenzó a estudiar en la escuela y a aplicar estos conocimientos en la granja.

Escuchar sus palabras de agradecimiento por la oportunidad recibida y ver el entusiasmo con el que describe el trabajo de su equipo para la cría de aves es muy emocionante. Su padre ahora se encarga de la gestión de residuos y la fabricación de abono para el cultivo. Aquí se demuestra cuánto talento se esconde en una sociedad por culpa de la pobreza.

 

Para potenciar la misión inicial, se unió al proyecto una incubadora de empresas sociales que pudieran nutrirse de la comunidad y repercutir positivamente en la vida de sus pobladores. Crear a su vez, un ambiente de gente joven y emprendedora que no solo tenga en mente los beneficios económicos sino que buscase tener una repercusión en su entorno.

Bajo este contexto, se empezaron a instalar empresas en la granja y ya son casi veinte los proyectos que han iniciado en Bulacan su aventura empresarial. Los sectores elegidos son diversos aunque la mayoría tienen gran conexión con la granja y los productos que se pueden obtener del entorno como lácteos, seda, setas, carnes ecológicas o aceites esenciales vegetales para cosmética.

UN CONCEPTO QUE FUNCIONA

First Harvest produce una de las mejores mantecas de cacahuete orgánicas del mercado en Filipinas. Plush and Play compite con las grandes fábricas chinas en la producción de peluches calidad producidos en la propia granja con el buen hacer de las costureras locales. Parte de los tejidos que usan en su producción provienen de un productor local de la granja de tejidos. Bayani Brew elabora refrescos con productos naturales, sin aditivos artificiales. Dos empresas de productos lácteos se asocian con los agricultores para poder usar la leche de carabao (búfalo filipino) y así evitar la importación de leche de vaca, escasa en la zona.

Estos y otros tantos casos de éxito demuestran que hay otra manera de hacer las cosas y no todo vale en la búsqueda del beneficio económico. Canalizar la distribución de estos productos y poder testarlos en una gran ciudad como Manila está permitiendo que pequeñas ideas lleguen a hacerse realidad y puedan enfrentarse a las grandes multinacionales con oportunidades de competir.

Todos estos emprendedores han construido un ecosistema empresarial que se retroalimenta de todos sus integrantes. Esta unión promueve un equilibrio que aporta trabajo y futuro a los habitantes, educación e ilusión a los más jóvenes y un espacio de trabajo y networking para empresas que combinan su misión empresarial con la visión de la comunidad.

CENTRO DE REUNION DEL TURISMO SOCIAL

Para dar aún más sentido y apoyo a la granja, la GK Enchanted Farm se ha convertido en un centro de reunión del turismo social. Cientos de voluntarios pasan cortas o largas temporadas colaborando con los distintos proyectos de la granja y participando en excursiones de inmersión cultural con tribus. Contribuyendo en las laborales agrícolas, educando a los jóvenes o aportando su experiencia profesional para asesorar a los emprendedores a mejorar sus ideas o desarrollar ciertas áreas del negocio.

Por si faltaran motivos para viajar a Filipinas, incluir una experiencia de este tipo, combinada con las maravillas de la naturaleza que aporta el país, puede convertir tus vacaciones en una aventura que te marcará toda la vida. Si tienes inquietud por descubrir un lugar como este en tu ruta, no dudes en sugerirlo. Programaremos una visita o una estancia de hasta una semana para que compartas vivencias con esta gran comunidad. 

 

UNA VISITA ÚNICA

La visita a la granja ha sido muy enriquecedora para nosotros. Conocer a todo el equipo que lleva a cabo esta maravillosa labor nos ha contagiado su ilusión y ganas por crear otra realidad para su gente. Queríamos compartir esta sensación con vosotros e invitaros a conocer a esta, nuestra nueva familia.

Agradecimiento especial a nuestro amigo Tom Graham por invitarnos y acercarnos a su mundo. Salamat Po! 

Inspírate: 
Planes de viaje: 

Share this post